jueves, 6 de octubre de 2016

Hablo del grito unánime...





Hablo del grito unánime
de la sangre y me reprochan
deslustrados prejuicios.
-Antiguamente...-, me objetan,
a mí, que soy viejo de siglos.

¿En qué polvorientas riberas
ordenáis las palabras?

Compañeros: libremos a las barcas
de tanta cuerda inútil.

Hay grandes ríos esperándonos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario