lunes, 15 de febrero de 2016

Al oído de una muchacha





No quise.
No quise decirte nada.

Vi en tus ojos
dos arbolitos locos.
De brisa, de risa y de oro.
Se meneaban.
No quise.
No quise decirte nada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario